El Ayuntamiento de A Coruña permite a una empresa láctea repintar de madrugada el asfalto para reivindicar la especie, que en la comunidad produce más de la mitad de la leche de España

Donde hay una vaca hay esperanza, cuatro patas y una ubre sobre las que construir un futuro, aunque sea en uno de esos municipios gallegos donde el hombre es la especie en extinción. Hay ya, en la comunidad autónoma, 63 ayuntamientos rurales con más vacas que personas. Galicia es un país de casi un millón de vacas (una por cada 2,7 habitantes) y más de 8.400 familias con explotaciones profesionales que producen más de la mitad de toda la leche de España.

[maxbutton id=”11″ url=”https://elpais.com/politica/2018/08/28/diario_de_espana/1535488582_110184.html” ]