La industria alemana recurre a la energía solar en la carrera por reducir los costes energéticos

Durante meses, Philip Matthias intentó convencer a su padre de que instalara paneles solares en el tejado de su empresa en el estado de Turingia, en el este de Alemania, con el objetivo de reducir los costos de electricidad y las emisiones de carbono en la fábrica de productos de metal.

Inicialmente escéptico ante la inversión de 2,3 millones de euros (2,5 millones de dólares), una suma sustancial para una Tridelta de tamaño mediano, su padre hizo números y decidió casi duplicar la capacidad del proyecto, optando por instalar módulos fotovoltaicos que podrían abastecer a unos 900 hogares, además de la fábrica.

«Los sistemas fotovoltaicos se amortizan al cabo de siete años y medio aproximadamente. El fabricante ofrece una garantía de 20 años. Eso significa que se trata de una inversión extremadamente lucrativa«, reconocía Matthias.

Desde la guerra en Ucrania y la repentina caída de las exportaciones de combustibles fósiles de Rusia a Alemania, Berlín ha introducido leyes para acelerar la expansión de la energía solar, parte de su plan para cubrir el 80% de la energía del país con energías renovables para 2030.

Alentadas por una tarifa de alimentación que ofrece un precio garantizado a los productores de energía renovable que venden su energía, así como por los menores costos de los paneles solares, las empresas alemanas están recurriendo cada vez más a la energía solar para evitar los altos costos de la energía.

Aunque Alemania posee la mayor capacidad de generación de energía solar y eólica de Europa, sus pequeñas y medianas empresas aún no se han beneficiado de precios de electricidad más bajos debido a las elevadas tarifas de red y los impuestos que deben pagar. Al generar su propia energía solar, evitan esas tarifas e impuestos.

Las empresas consumieron alrededor del 69% de la electricidad nacional de Alemania en 2023, según mostraron los datos de la asociación de servicios públicos BDEW. «Como los precios de la electricidad en Alemania no muestran señales de disminuir como se había previsto, las empresas reconocen cada vez más la viabilidad económica de instalar paneles solares», afirma Marie-Theres Husken, experta en energía de la asociación BVMW para pequeñas y medianas empresas.

Cambio Solar Corporativo

La capacidad fotovoltaica recién instalada en los tejados de las empresas aumentó un 81% interanual en los primeros cuatro meses del año, superando el crecimiento del 1% en el sector residencial, según muestran los datos de la asociación de energía solar BSW.

Según una encuesta realizada en mayo por la empresa de encuestas YouGov, más de la mitad de las empresas alemanas con tejados adecuados planean instalar sistemas de energía solar en los próximos tres años. BVMW prevé que casi todas las empresas manufactureras de Alemania utilizarán energía solar en 2030.

En respuesta a la creciente demanda, el mayor desarrollador de energía solar residencial de Alemania, Enpal, dijo en abril que se estaba expandiendo al sector comercial.

La demanda no fue tan instantánea… pero el crecimiento va a ser muy sostenible», dijo Melchior Schulze Brock, CEO de la startup solar comercial e industrial Enviria.

Un estudio realizado en abril por el Instituto de Ecología Aplicada de Friburgo mostró que existe potencial para instalar hasta 287 gigavatios (GW) de capacidad solar, más que suficiente para cumplir con el objetivo de Berlín de 215 GW para 2030, a lo largo de carreteras, ferrocarriles, estacionamientos y áreas industriales alemanas. Esto podría reducir significativamente la dependencia de tierras agrícolas, donde la obtención de permisos y aprobaciones de planificación puede demorar hasta una década.

Una caída en los precios de los paneles solares a nivel mundial desde el año pasado ha impulsado a las empresas a adoptar la energía solar. «El mercado está invadido por paneles chinos baratos pero de buena calidad. Eso significa que el sistema que estamos construyendo ahora es aproximadamente un 20% más barato que hace un año«, dijo Matthias.

Se espera que un paquete legislativo alemán aprobado en abril que flexibiliza la regulación y aumenta los subsidios para grandes sistemas en azoteas, así como una reforma pendiente de la inversión fiscal para los fondos inmobiliarios que operan paneles solares en azoteas, impulsen aún más la demanda.

Los subsidios estatales a la alimentación de energía para proyectos fotovoltaicos a gran escala en tejados, introducidos en 2021 y que se seleccionan mediante licitación, también han impulsado la tendencia.La última licitación de proyectos subvencionados en febrero registró un aumento del 107% en el número de ofertas interanual, mostraron datos de la agencia de red eléctrica federal.

Una tarifa de alimentación de 9,3 céntimos de euro por kilovatio-hora, más alta que el precio de compra de energía de Tridelta, hace que actualmente sea más barato para la empresa vender la electricidad generada en el futuro a la red y recomprarla, dijo Matthias.

El Ministerio de Economía de Alemania se negó a hacer comentarios sobre las estrategias de comercialización de electricidad de las empresas.»Existe una alta correlación entre las tarifas de alimentación y el desarrollo de proyectos de energía solar fotovoltaica en tejados», comentaba Hugo Willink, director ejecutivo de la empresa desarrolladora de tejados solares Sunrock.

Sunrock, que ganó un pedido de Mercedes Benz en mayo para construir un proyecto solar de 23 megavatios en los techos de la fábrica del fabricante de automóviles, ve a Alemania como su mercado principal para el próximo año.

En Azada Verde trabajamos con energías limpias como los sistemas de riego solar, que pueden abastecer de agua a terrenos de los que dependen una media de 40 familias agrícolas de bajos recursos. Puedes ayudarnos a seguir con nuestro trabajo  pulsando en el siguiente link.

Fuente: https://phys.org/news/2024-07-giant-clams-solar-energy-efficient.html