¿Puede la energía solar vencer al petróleo en 2024?

A algunas de las compañías de petróleo y gas más grandes y antiguas del mundo, también conocidas como Big Oil, se les ha atribuido el mérito de impulsar la Segunda Revolución Industrial que comenzó a finales del siglo XIX y marcó el comienzo de la era tecnológica moderna tal como la conocemos.

El petróleo aceleró la producción industrial y reformó las redes de transporte al generar medios más rápidos gracias a su bajo precio y debido a una densidad energética mucho mayor que otros combustibles.

Sin embargo, y a pesar de todo lo que  ha dado el petroleo en este sentido, parece que la energía solar podría convertirse en la principal fuente de energía de la Cuarta Revolución Industrial, gracias a su simplicidad, longevidad, bajo costo y eficiencia general. De hecho, parece que las siete mayores empresas solares del mundo, todas ellas ubicadas en China, ya están suministrando más energía al mundo que los siete mayores productores de combustibles fósiles.

Así, según el medio Bloomberg, los mayores fabricantes de paneles solares, formados por  Tongwei, GCL Technology Holdings, Xinte Energy, Longi Green Energy Technology, Trina Solar, JA Solar Technology y Jinko Solar, producen suficientes paneles como para generar 5 exajulios de electricidad cada año. En comparación, los siete gigantes petroleros, incluidos Exxon Mobil Corp., Chevron Corp., Shell Plc, TotalEnergies, BP Plc, ConocoPhillips y Eni SpA extraen alrededor de 40 exajulios de energía petrolera del suelo al año, o apenas 18 millones de barriles por día. 

A primera vista, parece que las grandes petroleras han vencido fácilmente a las grandes solares. Sin embargo, esa conclusión no tiene en cuenta varios factores importantes. En primer lugar, sólo alrededor de una cuarta parte de la energía que sale de los pozos de una compañía petrolera se convierte en energía útil. La gran mayoría se pierde en forma de calor. Los motores eléctricos convierten más del 85 por ciento de la energía eléctrica en energía mecánica, en comparación con menos del 40 por ciento de un motor de combustión de gasolina. Según la EPA, el coche eléctrico medio es dos o tres veces más eficiente que el coche convencional medio con motor de combustión interna.

En segundo lugar, la mayoría de los paneles solares tienen garantías de 25 años, mientras que los combustibles fósiles se agotan en su mayor parte en cuestión de meses. Si se analiza el flujo de energía a largo plazo hacia la economía global con cada célula solar producida, las empresas solares salen muy por delante si se consideran las reservas de petróleo que poseen estas empresas petroleras y se tiene en cuenta lo que cada sector puede producir sin grandes inversiones adicionales.

A nivel empresarial,  Bloomberg  estima que Tongwei –el mayor fabricante de paneles solares del mundo– pronto proporcionará más de 9 exajulios de energía al año cuando su planta de polisilicio de 400.000 toneladas en Mongolia Interior entre en funcionamiento, superando los 8,3 exajulios de Exxon.

No dejes de leer:

Más barato que el petróleo y el gas

El año pasado, la Asociación Internacional de Energía  predijo  que la cantidad de inversión de capital que fluya hacia el sector solar superaría la cantidad de inversión destinada a la producción de petróleo por primera vez en 2023. En declaraciones a CNBC, la directora ejecutiva de la AIE, Faith Birol, dijo que había una “ brecha creciente entre la inversión en energía fósil y la inversión [en] energía limpia. La energía limpia avanza rápidamente, más rápido de lo que mucha gente cree.

Esto queda claro en las tendencias de inversión, donde las tecnologías limpias se están alejando de los combustibles fósiles. Por cada dólar invertido en combustibles fósiles, alrededor de 1,7 dólares se destinan ahora a energías limpias”.

Una de las principales razones del rápido crecimiento que está experimentando el sector solar es la espectacular caída de los costes. El año pasado, un  informe de Ernst & Young (EY) mostró que la energía solar sigue siendo la fuente más barata de electricidad de nueva construcción a pesar de las persistentes presiones inflacionarias.

Según el informe, el costo nivelado promedio ponderado de la electricidad (LCOE) global para la energía fotovoltaica es ahora un 29% más bajo que la alternativa de combustible fósil más barata. El LCOE solar ha caído rápidamente en promedio a nivel mundial, de más de 400 dólares/MWh a principios de la década de 2010 a alrededor de 49 dólares/MWh en 2022, una enorme caída del 88%. El LCOE de la energía eólica ha caído aproximadamente un 60% durante el mismo período.

EY ha predicho que la energía solar y la eólica están en camino de convertirse en la primera fuente de electricidad a nivel mundial. Según los expertos, se espera que las dos energías renovables tradicionales representen el 38% del mix energético mundial en 2030, cifra que alcanzará el 62% del mix energético en 2050. China, Europa y Estados Unidos impulsarán un aumento del 53% en generación solar y eólica, que producirá más del 57% de la producción solar y eólica mundial para 2050, según pronosticó EY.

Será interesante ver cómo se desarrollan estas predicciones considerando que el petróleo y el gas  actualmente suministran casi el 70%  de la energía primaria de los Estados Unidos y la energía renovable, incluida la solar, la eólica, la biomasa, los biocombustibles, la madera y la hidroeléctrica, suministran solo el 13%.

En Azada Verde trabajamos con energías limpias como los sistemas de riego solar, que pueden abastecer de agua a terrenos de los que dependen una media de 40 familias agrícolas de bajos recursos. Puedes ayudarnos a seguir con nuestro trabajo  pulsando en el siguiente link.

Fuente: https://oilprice.com/Alternative-Energy/Solar-Energy/Is-Big-Solar-Beating-Big-Oil-in-2024.html