Entradas

Rabeca, contenta con la educación que recibe de Escolas de Paz

Rabeca lleva años soñando con estudiar medicina para poder colaborar en el desarrollo de su comunidad. Es huérfana de padre y madre y hasta ahora vivía con su abuela en una pequeña comunidad rural de Mozambique. Todo ello, colaborando con la limpieza y tareas de cuidados de su hogar y estudiando al mismo tiempo. 

Para cumplir su sueño debía recorrer cada día entre 7 y 10 kilómetros a pie para llegar a la escuela. Su situación familiar no le permitía el acceso a tres comidas diarias y su acceso a la educación dependía de nuestras Escolas de Paz, que da acceso a servicios básicos como educación a niños y niñas de las comunidades rurales de Mozambique. 

Rabeca, dispuesta a conseguir su objetivo educativo, quería continuar su educación de secundaria pero la falta de recursos y la lejanía de la escuela de su hogar le dificultaba mucho las cosas.

Azada Verde le abrió la posibilidad de seguir sus estudios en un internado, lo que le aseguraba una educación. Allí Rabeca comería tres veces al día y ya no tendría que recorrer largas distancias. Esto le acercaba más a su meta y mejoraba su bienestar.

Alimentando sueños

Desde nuestro proyecto Alimentación de Internados damos acogida a niños y niñas huérfanos de al menos uno de los progenitores, para que puedan seguir con sus estudios secundarios.

Este es el caso de Celina, Fátima, Rabeca, Tomo, Wilson y Pedro, que podrán seguir sus estudios para aportar crecimiento a su comunidad y alejarse de las situaciones de explotación, violencia, abusos sexuales y matrimonios infantiles.

Alumn@s de nuestras Escolas de Paz

Ellos están felices de poder continuar con sus estudios y nosotros de poder darles acceso a esa educación y a una nutrición adecuada para niñas y niños, promoviendo la esperanza de un futuro mejor.

Nuestro deseo: poder colaborar con más niñas y niños como Rabeca con una alimentación y educación dignas. ¿Te sumas?

Mozambique Escolas
  • 160 niñ@s huérfanos y vulnerables del medio rural del centro de Mozambique recibirán sus servicios mínimos de educación, salud, alimentación… O lo que es lo mismo: UN FUTURO DIGNO.
  • Mochilas, uniformes, cuadernos, bolis… Llega septiembre y las necesidades educativas de nuestros nenes de Escolas de Paz aparecen con la ‘Vuelta al cole’. 

¡Feliz regreso a la rutina! 

Comienza el curso escolar 2019-20 y nos topamos con las sensaciones encontradas típicas del mes de septiembre: niñ@s y adolescentes tristes porque se acabó el verano, la piscina, la playa, las vacaciones… Y madres y padres saltando de alegría porque ‘se deshacen’ de sus hij@s y vuelven a la rutina. XD En nuestros activistas y nenes de Escolas de Paz el sentimiento en cambio es unánime: tod@s están content@s, les encanta reunirse con sus compañer@s y dar y recibir una atención integral básica que lo es TODO para ell@s. Una educación, salud, alimentación, ropa, cobijo… UNA VIDA. Todo esto lo reciben gracias a las contribuciones periódicas mensuales de nuestr@s soci@s, con las que proveemos de un futuro a 160 niñ@s huérfanos y muy vulnerables.

Son unos 160 niñ@s que viven en una situación crítica porque son huérfanos de padre y/o madre y viven mayormente con sus abuel@s. Son utilizados como mano de obra en el campo, ir a buscar agua y leña, labores domésticas…

       

Los niños de Escolas de Paz hinchan globos en uno de sus encuentros con Azada Verde.

Pero las necesidades acucian ya sabéis.Justo el otro día nuestro compañero José, activista responsable del proyecto, nos pasaba un listado de las necesidades urgentes:

  • 150 uniformes
  • 100 mochilas
  • 100 cuadernos
  • 100 bolígrafos
  • 100 estuches
  • 150 redes mosquiteras…

No parece gran cosa, ¿no? No piden tanto. Pues para ell@s es un mundo.En total todo junto no llega ni a los 3.000€. 2.966’5€ para lo que queda del curso escolar de 160 niñ@s. Menos de 20€ por cada uno de ell@s. Muy poco, ¿verdad?

Pues piensa que con esa cantidad le das servicios educativos a una niña o niño que no tiene casi nada y
que con tu gesto se lo estás dando todo. Tan poco para ti, TANTO para ell@s… Te animamos a que te
sumes, porque con cada cuota que sumamos, el CAMBIO ES GIGANTE.
 
 
¡GRACIAS!
 

            

                                                                                                                   

el X almoço de Natal
José Zacarias, responsable del proyecto Escolas de Paz, nos cuenta cómo fue ‘el mejor momento del año’

El pasado 25 de diciembre se celebró en la Misión de Mangunde el décimo “almoço do Natal” que benefició a 218 niñ@s huerfan@s y a un total de 287 personas. La celebración de este especial almuerzo de Navidad fue posible gracias al equipo de voluntarios de Escolas de Paz, al personal de ESMABAMA y a todas las personas que nos apoyan a través de Azada Verde.

Esta comida solidaria es una iniciativa que tradicionalmente organizamos desde Azada Verde todos los años durante el día de Navidad para miembros y amigos de Escolas da Paz.

El primero que se realizó fue en el año 2009, en el que participaron personas desfavorecidas, en su mayoría niños y niñas huérfanas pero también se sumaron ancianos, reclusos y personas en situación de precariedad de la zona que no tenían la posibilidad durante ese día de celebrar el día de Navidad.

Almoço de Natal, fiesta solidaria en Mangunde

Aunque parezca una cosa sencilla, el ‘almoço de Natal’ es un evento que requiere de varias semanas de preparativos: materiales necesarios, alimentos, regalos a repartir, preparar el presupuesto, buscar los apoyos necesarios, diseñar las invitaciones… ¡y preparar el gran concurso de baile! Con sus correspondientes ensayos con los niñ@s de Escola de Paz.

Participantes

Categoría Masculina Femenina Total
1 Niñ@s 106 112 218
2 Personas Enfermas 5 18 23
3 Ancianos 1 4 5
4 Invitados 6 8 14
5 Colaboradores 12 15 27
Total 130 157 287

Otra persona digna de destacar fue Ruben, voluntario que ha estado los últimos dos meses apoyando al proyecto de las Bici-Bombas, que ayudó a l@s cociner@s a preparar la comida y deleitar a los asistentes con una especialidad suya que apesar de las difíciles condiciones de la cocina, lo preparó a fuego de leña con un resultado maravilloso.

El evento, donde también estuvo el voluntario de nuestro proyecto ‘Bici-Bombas para el Desarrollo’, Rubén, tuvo lugar en uno de los comedores de la Misión de Mangunde, el cual se preparó y decoró para que el día 25 no faltara nada.

Un jurado era el encargado de premiar los bailes dentro de cada uno de los grupos, marcando de este modo el arranque del concurso de baile llamado “BHUKUTA” que en lengua local Ndau significa ‘polvo‘, disputado entre 6 conjuntos de las diferentes poblaciones.

Concursantes y resultados


POSICIÓN
NOMBRE DEL
GRUPO
REGALOS ENTREGADOS POR…
1er lugar Crianças da Missão de Mangunde Sr Pároco + Sr Calisto (líder comunitário de Jambe)
2º lugar Escola de Paz de Toronga Sr Régulo Mangunde + estagiária Ngriche
3er lugar Escola da Paz de Maguenhe Prof Noé + Sr Robísson (líder comunitário de Dendejane)
4º lugar Crianças de Dongonda Professor Naene (Presidente do Júri)
5º lugar Escola de Paz de Mangunde Sede Prof Euzebio e Ruben (visitante Espanhol)
6º lugar Escola de Paz de Daca Enfermeira Ana + Sr Francisco (Secretário do Bairro de Mangunde)

El profesor Francisco Naene que presidió el jurado del concurso de baile, formado también por los profesores Euzébio Zacarias e Noé Mapulango, quiso remarcar lo que es para los niñ@s este tipo de actividades.

A su finalización se entregó material escolar y mochilas para tod@s los niñ@s de cara al nuevo año lectivo que empieza ahora en febrero, así como balones para promover el deporte de manera saludable, amistosa y sin distinción de sexos.

Esta iniciativa social proporciona una oportunidad de evasión y disfrute en un día tan especial como el día de Navidad. Más de 200 niñ@s huérfanos que viven en situación de precariedad se juntan por única vez a lo largo del año. La alegría y el júbilo son impagables.

10 años de sonrisas. 10 años de reencuentros. De juntarte con tus amig@s a los que no ves hace un año. 10 años de de hacer un poquito mejor las vidas cientos de niñ@s.

Muestran efusivos sus cuadernos nuevos pero en realidad están así de contentos por otra razón: acaban de comer todos juntos en su anual ‘almoço de Natal‘. Los más de 150 niños y niñas de nuestras Escolas de Paz esperan ansiosos el evento del año, la única vez que se reúnen todos juntos.

¡Ya queda muy poquito! Apenas una semana. Y el nivel de excitación ya se palpa entre l@s chavales. El 25 de diciembre, los 160 niños y niñas de nuestras 5 Escolas de Paz se juntan en uno de los comedores de la escuela de la Misión de Mangunde para el esperadísimo y ya tradicional ‘almoço de Natal’.

Desde RevueDacaMaguenhe y Toronga, y hasta la Misión de Mangunde, todos juntos por única vez a lo largo del año, para vivir un momento mágico: compartir algo que es mucho más que una simple comida.

Escolas de Paz: cargando buenas energías

Algun@s, como los de Maguenhe por ejemplo, caminarán ese día más de 20 kilómetros para llegar a Mangunde, pero no les importa porque saben que volverán cargad@s de energía. Así son sus fiestas por estas fechas, y así las disfrutarán la semana que viene.


Sónia y sus amigos
 ya solo tienen una cosa en mente: ¡ponerse las botas la semana que viene en la comida! Arroz, pollo, verduras, manzanas, zumo… Pero es otra cosa la que les quita aún más el sueño: ¡ver y reunirse con sus amig@s de las otras comunidades!

Así y por esto surgió la idea de organizar y celebrar este ‘almoço de Natal‘, para crear comunidad y darles a l@s niñ@s al menos un día al año en el que poder reír, divertirse y ser felices jugando, cantando, bailando

Pero esto lo consigues TÚ con tu ayuda, es gracias a tod@s vosotr@s. Durante ya más de 10 años, más de 150 niñas y niños huérfanos y con muy pocos recursos son felices en este día. TÚ eres quien garantiza que se dibuje una sonrisa de oreja a oreja en las caras de todos ellos.

 

[maxbutton id=”14″ ]