Científicos estadounidenses predicen que hay una probabilidad entre tres de que 2024 sea otro año de calor récord

Este año tiene una probabilidad entre tres de ser incluso más caluroso que 2023, que ya fue el más caluroso jamás registrado en el mundo, dijeron el viernes científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA).

En su análisis climático global anual, la agencia confirmó los hallazgos de los científicos de la UE de que 2023 fue el año más cálido desde que comenzaron los registros en 1850, situándolo en 1,35 grados Celsius (2,43 grados Fahrenheit) por encima del promedio preindustrial. La cantidad de calor almacenado en las capas superiores del océano también alcanzó un récord el año pasado, dijo la NOAA.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) también confirmó el viernes que 2023 fue un año récord y dijo que el mundo se ha calentado 1,2 °C (2,16 °F) por encima del promedio preindustrial, según la temperatura promedio global de diez años de 2014 a 2023.

El récord fue posible gracias al cambio climático, impulsado por la quema de combustibles fósiles, junto con un patrón climático de El Niño que surgió a mediados de año. El Niño es un evento natural que provoca aguas superficiales más cálidas en el Océano Pacífico oriental y temperaturas globales más altas.

Se espera que persista al menos hasta abril, lo que aumenta la probabilidad de que 2024 sea otro año récord. «La pregunta interesante y deprimente es ¿qué pasará en 2024? ¿Hará más calor que en 2023? Aún no lo sabemos», dijo Christopher Hewitt, jefe de los servicios climáticos internacionales de la OMM.

La NOAA dijo que había una posibilidad entre tres de que 2024 fuera más cálido que 2023, y un 99% de posibilidades de que se ubicara entre los cinco más cálidos registrados.

«Es muy probable que (El Niño) persista hasta abril, posiblemente hasta mayo, y luego no estamos seguros de lo que puede pasar», dijo Hewitt. Los impactos de El Niño normalmente alcanzan su punto máximo durante el invierno del hemisferio norte y luego disminuyen, cambiando a condiciones neutrales o a una fase de La Niña que generalmente produce temperaturas globales más frías. Pero también existe el riesgo de que El Niño regrese.

«Si tuviéramos que hacer una transición a una fase de La Niña… tal vez 2024 no sea el más cálido registrado», dijo Carlo Buontempo, director del Servicio Europeo de Cambio Climático Copernicus. Como el hemisferio sur está en verano cuando El Niño alcanza su punto máximo, las autoridades están en alerta por olas de calor, sequías e incendios.

Esta semana, la Oficina de Meteorología de Australia emitió alertas de calor extremo para Australia Occidental. Y en el sur de África, «estamos realmente preocupados por la posibilidad de que se produzcan períodos secos en enero y febrero con una alta probabilidad de precipitaciones inferiores al promedio», dijo Lark Walters, asesor de apoyo a las decisiones de la Red del Sistema de Alerta Temprana contra la Hambruna. «Calculamos que más de 20 millones necesitarán asistencia alimentaria de emergencia».

En Azada Verde trabajamos cada día para luchar contra los terribles efectos del cambio climático a través del uso de energías limpias y sostenibles. Puedes ayudarnos pulsando en el siguiente link. 

Fuente: https://www.reuters.com/business/environment/us-scientists-say-one-in-three-chance-2024-another-year-record-heat-2024-01-12/