Control de plagas: Cómo las plantas usan los olores para comunicarse y defenderse

Al principio surgió una pregunta que no parecía especialmente interesante: ¿Cómo encuentran las avispas parásitas su camino hacia sus presas, es decir, las orugas de las plantas de maíz? Ted Turlings, entonces un joven estudiante de posgrado en Florida, se puso a trabajar.

Y los resultados conseguidos fueron realmente sorprendentes: contrariamente a lo que se suponía, no eran las avispas parásitas las que buscaban a sus presas, «sino que las plantas las que desempeñaban un papel activo», afirmaba Ted Turlings. «Comidas por las orugas, emitían un olor intenso que atraía a avispas parásitas».

Trabajo pionero sobre el lenguaje olfativo de las plantas

Plantas que convocan específicamente a los enemigos de sus enemigos con fragantes gritos de ayuda: este hallazgo era completamente nuevo en 1990, cuando lo publicó Ted Turlings. Los expertos dicen que el trabajo pionero de Turling ha demostrado que las plantas usan olores para controlar las plagas sobre sí mismas.

Los insectos beneficiosos que, como las avispas parásitas, se sienten atraídos por los aromas de auxilio de las plantas, se utilizan ahora ampliamente en la agricultura ecológica para combatir las plagas de frutas y verduras. Esto funciona bien, afirma Dani Lucas-Barbosa del Instituto de Investigación de Agricultura Orgánica (FiBL).

Pero también ve desafíos: “Todavía no sabemos lo suficiente sobre cuándo exactamente debemos esparcir los insectos beneficiosos en los campos. Por lo tanto, sería útil poder reconocer las señales de emergencia del maíz y otras plantas en el momento y lugar adecuados”.

Máquinas agrícolas capaces de olfatear

Sin embargo, y a pesar de todo lo que nos falta por saber, investigadores como Ted Turlings, con el apoyo de una subvención del Consejo Europeo de Investigación, ya esta trabajando en el desarrollo de sensores que puedan detectar los olores de las plantas. “En el futuro queremos instalar este tipo de sensores de olores en máquinas agrícolas robóticas.

De este modo podrían circular por los campos sin tener que esparcir productos fitosanitarios de forma generalizada, sino lo harían sólo específicamente a aquellas plantas que utilizan su olor para defenderse de las plagas.

Gel de lombrices, tan eficaz como un pesticida

El uso de pesticidas podría reducirse enormemente, afirma Turlings. O incluso se podrían combatir las plagas de las plantas sin utilizar pesticidas, con la ayuda de un gel que él y su equipo han desarrollado. El gel contiene nematodos, insectos beneficiosos que normalmente están activos en el suelo.

Al aplicar el gel, los gusanos también actuarían sobre las hojas, acabando en escaso con la plaga. En pruebas de campo con plantas de maíz y plagas, el gel demostró ser «al menos tan eficaz como un pesticida».

El premio Latsis es para un físico de partículas

Sin embargo, muy pronto los robots olfateadores inteligentes con gel de gusanos a bordo dejarán de recorrer los campos. Desarrollar sensores de olores se considera un desafío, especialmente porque los olores se evaporan y mezclan rápidamente en el aire.

Pero Ted Turlings permanece atento. Actualmente, en la pequeña empresa Ecorobotix prueba, entre otras cosas, robots agrícolas olfativos en la región de Yverdon-Les-Bains.

Y por ahora está contento: el biólogo dice estar “emocionado y honrado” de recibir, como holandés, el prestigioso premio Marcel Benoist en Suiza.

Desde Azada Verde dedicamos muchos esfuerzos para luchar contra el cambio climático a través de la reforestación y del uso de energías verdes. Puedes ayudarnos colaborando con nosotros a través del siguiente enlace.