Muere Toby Hemenway, destacado defensor de la permacultura, a los 64 años

Toby Hemenway, destacado escritor, profesor y defensor de la permacultura, murió el martes en su casa de Sebastopol debido a complicaciones de un cáncer de páncreas.

Hemenway, de 64 años, escribió un éxito de ventas sobre permacultura, un término acuñado a fines de la década de 1970 que mezcla “permanente” y “agricultura” para describir un nuevo enfoque de la agricultura y el diseño comunitario que reúne elementos que se sostienen y apoyan mutuamente.

“Fue realmente importante”, dijo Kellen Watson, coordinadora senior de programas de Daily Acts, un programa de educación sobre sostenibilidad con sede en Petaluma. “Escribió el libro de permacultura más vendido del mundo”, lo que para muchos supone su primera introducción al tema.

Ese libro, “El jardín de Gaia – Guía de permacultura a escala doméstica» (Gaia’s Garden – A Guide to Home-Scale Permaculture), de 2009, fue considerado el libro más fácilmente comprensible sobre el tema, ya que presenta conceptos y principios básicos de permacultura con claridad y elegancia, así como consejos detallados para implementarlos en un jardín.

Fue nombrado por el Washington Post como uno de los 10 mejores libros de jardinería de 2010 y ha vendido más de 250.000 copias. Hemenway podía hablar del suelo desde una perspectiva cósmica: cómo se moldearon los elementos de la vida durante el Big Bang, en el interior de las estrellas y en las supernovas explosivas.

«El suelo es milagroso», escribió en «El jardín de Gaia». «Es donde los muertos vuelven a la vida».

En el delgado límite terrestre entre la roca inanimada y la alfombra verde del planeta, describió en el libro cómo “los minerales sin vida se erosionan a partir de las piedras o se descomponen a partir de los desechos orgánicos. Las plantas y los animales microscópicos comen estas partículas muertas y las transforman en materia viva. En el suelo, la materia vuelve a cruzar la frontera entre lo vivo y lo muerto. …”

Watson dijo que el conocimiento, la elocuencia y la devoción de Hemenway por compartir los patrones de la naturaleza fueron la antorcha que encendió una pasión por la permacultura de por vida en muchas personas.

«Él jugó un papel muy importante en el avance de nuestra pequeña comunidad y del mundo entero hacia un mayor equilibrio», dijo. «Hizo un buen trabajo al combinar un mayor misticismo y sacralidad con ciencia sólida, practicidad y hechos».

Hemenway, nacido en 1952, se licenció en biología en la Universidad Tufts de Medford, Massachusetts, en 1974 y, según su sitio web, trabajó durante muchos años como investigador en genética e inmunología, primero en laboratorios académicos como Harvard y la Universidad de Washington en Seattle, luego en Immunex, una importante empresa de biotecnología médica.

En 1990, Hemenway dijo que estaba «haciendo novillos» en un trabajo biotecnológico insatisfactorio, mientras exploraba los estantes de la biblioteca pública de Seattle, cuando encontró un libro «Permacultura: un manual de diseñadores».

El campo reunió piezas de disciplinas aparentemente desconectadas que lo habían fascinado durante muchos años, incluidas la ecología, la economía, la jardinería, la evolución, la construcción y los sistemas energéticos.

«Qué alivio descubrir que un enfoque de sistemas completos podría unir las muchas partes dispares de mi vida», escribió en un artículo en su sitio web. “Sé que esta es una experiencia familiar y exaltante para muchos cuando se encuentran por primera vez con la permacultura”.

Hemenway tenía un amor por la lectura y la escritura que se manifestaba en la escuela primaria cuando entretenía a sus compañeros de estudios con una serie de cuentos sobre las aventuras de un niño genio, según su hermana, Ann Hemenway de Chicago.

“Estudiaba mucho y leía por su cuenta”, dijo sobre sus primeros días en las áreas de Detroit y Chicago, donde su padre trabajaba en marketing y ventas para General Electric y compañías automotrices.

“Era un niño brillante y siempre entretenido, al que le encantaba hacer experimentos científicos. En el sótano sucedían muchas cosas”, dijo. Dijo que su hermano era bueno aprendiendo por sí mismo y sintetizando información.

Hemenway fue editor de Permaculture Activist, una revista de diseño ecológico y cultura sostenible, de 1999 a 2004, antes de mudarse a Portland, Oregon, donde pasó seis años desarrollando recursos de sostenibilidad urbana allí, según su sitio web.

En 2010, él y su esposa, Kiel Hemenway, se mudaron a Sebastopol. En una entrevista de 2013 con The Press Democrat, Hemenway dijo que la permacultura es una ciencia «que trata de diseñar y crear un hábitat humano sostenible y una infraestructura que cuide el medio ambiente».

La intención original era la agricultura permanente y sostenible. “Ahora lo consideramos una cultura permanente porque las lecciones de diseño del jardín se pueden utilizar en el diseño de casas, negocios y comunidades, pero el jardín es el comienzo de todo”, dijo.

Evan Wiig, director del Gremio de Agricultores con sede en Sebastopol, dijo que Hemenway era «un escritor increíblemente prolífico» que dirigió talleres sobre la relación de la humanidad con la tierra y los recursos naturales.

En lugar de pensar en nosotros mismos como si intentáramos manipular o dominar la naturaleza para cultivar alimentos, dijo que Hemenway trataba de comprender a los humanos como parte del mundo natural y trabajar con procesos desarrollados a lo largo de millones de años de evolución.

«Tuvo un profundo impacto en la comunidad a la que sirvo», dijo Wiig, y agregó que Hemenway fue alguien que desafió los fundamentos de la agricultura, por lo que no se trataba de extraer, sino de regenerar.

Además de su hermana y esposa, a Hemenway le sobrevive un hermano, David Hemenway de Chicago. Watson sugirió que la mejor forma de honrar su memoria para todo aquel que quisiera hacerlo, era simplemente plantando un árbol o pasando 10 minutos en la naturaleza.

En Azada Verde trabajamos cada día para desarrollar sistemas de cultivos basados en la permacultura y en la agricultura sostenible a través del uso de energías limpias y sostenibles. Puedes ayudarnos pulsando en el siguiente link.