Beatrize, agricultora

Miembro y tesorera de nuestra Asociación Agrícola de Nhaumué, Beatrize lo tiene claro: «limpiábamos el terreno a mano hasta que este proyecto que apoya Azada Verde trajo una excavadora y luego un tractor para arar la tierra. La cooperativa nos está ayudando mucho».

Es miembro e incluso tesorera de nuestra cooperativa agrícola de Nhaumué. Pero solo una más de muchas beneficiarias, porque ELLAS son mayoría.

Esta asociación se ha convertido en un referente para muchas mujeres en la localidad Toronga, porque de los24 miembros que la forman, 20 son mujeres.  

Beatrize y su hija Zaida tienen una huerta donde plantan sus propias hortalizas: cebollas, tomates, frijoles, berzas, lechugas

Lo que ahora es prácticamente su vida entera, antes solo era campo y matorrales. 4 meses de preparación, formación y limpieza del terreno marcaron la diferencia.

Bueno eso y las Asociaciones Agrícolas que apoya Azada Verde, quienes además de herramientas y semillas, les proveyeron de una excavadora para desbrozar su terreno de 2.500 metros cuadrados, un tractor para arar la tierra… UNA VIDA.


Beatrize, miembro y tesorera de nuestra Asociación Agrícola de Nhaumué, nos cuenta cómo el cooperativismo de Azada Verde ha mejorado su vida.

Este proyecto de Azada Verde nació para darle a los mozambiqueños, y en especial a las mujeres, medios y herramientas para que se empoderen, para que tengan un modo de vida y puedan generar unos recursos, para que tengan un trabajo, alimentación e ingresos.

Y es que las ventajas de nuestras Asociaciones Agrícolas son innumerables:

  • Alimentos durante todo el año
  • Mayor número de hectáreas cultivadas con acceso a agua
  • Mejor productividad de la tierra y el trabajo
  • Obtención de ingresos 
  • Acceso a formación
  • Diversificación y dietas más saludables

Pero Beatrize no es la única ni mucho menos. Son decenas y decenas de mujeres las que se benefician del cooperativismo y se han hecho fuertes gracias a su esfuerzo, tenacidad, inconformismo y valentía, en una sociedad que no les pone la alfombra roja precisamente

Mujeres empoderadas

Hace apenas una semana reivindicábamos su importancia y su lugar, en ese Día de la Mujer histórico.

En Azada Verde apostamos por su presente y futuro, dándoles más oportunidades y luchando por romper esa ‘brecha de sueños’ que les impide alcanzar su pleno potencial.

Soñamos con una sociedad igualitaria en la que todas las personas tengan los mismos derechos y oportunidades. Un mundo en el que las metas se consigan y los sueños se cumplan.

Si has leído hasta aquí tenemos muy buenas noticias: ERES CÓMPLICE de todo lo que hemos dicho anteriormente. ¡ENHORABUENA Y GRACIAS!

Dos beneficiarias del proyecto de Asociaciones Agrícolas

Angelina y Augusta forman parte de nuestra cooperativa de Massane. Ellas, como la práctica totalidad de la población rural, dependen por completo de la agricultura y es por esto que nuestro proyecto de Asociaciones Agrícolas les ha dado la vida: alimentación, una dieta variada e incluso ayuda económica gracias a la venta del excedente en mercados locales.

Cuando conocimos a Angelina y Augusta en noviembre de 2013 y les contamos nuestra intención de constituir una cooperativa agrícola en Massane que las iba a ayudar a cultivar su propio alimento – hortalizas que variarían su dieta y les proporcionaran unos ingresos – nos miraban desconcertadas pero con un atisbo de ilusión en su mirada.

El proyecto se llamaría Asociaciones Agrícolas y el objetivo era directo y conciso: empezar a cultivar en abril para obtener la primera cosecha ese mismo 2014 posterior. Lo mismo se hizo en Nhaumue, Daca y Mangunde, 4 cooperativas en total.

Tras varios años de proyecto, ambas consideran el beneficio reportado como «muy positivo«. Lideran y sacan adelante familias de 6 y 7 miembros respectivamente; han cultivado tomates, repollos, cebollas, alubias, patatas y acelgas entre otras; y han obtenido beneficios de hasta 8.000 y 9.000 meticales por año.

En definitiva, nuestras Asociaciones les estaban dando a sus familias UNA VIDA.


Nuestras Asociaciones Agrícolas, providenciales para las familias y el medio rural de Toronga y alrededores.

Este proyecto de Azada Verde nació sobre todo para dar soluciones desde tres vertientes distintas: el asociacionismo, la formación agrícola y la dotación de recursos.

En la localidad de Toronga, más conocida como zona de Mangunde, casi no existe elasociacionismo, algo que permitiría a las pequeñas familias de agricultores: reducir los costes conjuntos, mejorar las ventas, aumentar la productividad, acceder a créditos, mejorar su formación o disponer de servicios. Todas ellas medidas que mejorarían mucho sus vidas.

Asociaciones Agrícolas: un salto de calidad

Hablamos de un cambio a diferentes niveles (productivo, comercial y social). Y…¿Cómo lo hacemos?

  • Reduciendo la inestabilidad de la producción (Apoyándoles a cultivar casi todo el año gracias a las motobombas y no solo cuando llueve)
  • Incrementando el número de hectáreas de riego cultivadas (Para aumentar la producción)
  • Mejorando la productividad de la tierra y el trabajo (Diversificando y rotando cultivos) 
  • Aumentando la rentabilidad de la producción vendida (Introduciendo variedades como las hortalizas)
  • Garantizando el acceso a la formación (Y así aprender nuevas técnicas agrícolas)
  • O diversificar las dietas alimenticias de la población…(No comer siempre lo mismo, maíz. Y contar con más de una comida al día)
Las 4 Asociaciones Agrícolas de Azada Verde.

Asociaciones Agrícolas es además nuestro proyecto más feminista, ya que beneficia a una clara mayoría de mujeres que normalmente están a cargo de las familias. El hombre generalmente trabaja fuera de casa, teniendo que emigrar a Maputo o Sudáfrica por las escasas posibilidades de empleo en la zona…Así que ellas se encargan de trabajar la  huerta y la machamba (parcela) familiar.

La falta de agua debido a la escasa lluvia, un alto déficit formativo y tasas de analfabetismo de hasta el 60%, hacen de esta iniciativa un proyecto vital para las familias rurales de Mangunde.

El pasado 24 de enero tuvimos la oportunidad de participar en el concurso que realiza el «Col·legi Badalonès», todos los años, para apoyar a diferentes ONGs que llevan a cabo acciones, a nivel nacional o internacional, en el campo de la Cooperación al Desarrollo o la Ayuda Humanitaria. Cada año se presentan tres organizaciones distintas y este año tuvimos la fortuna de ser una de ellas.

La acogida fue total, realizamos la presentación en el gimnasio de la escuela y asistieron los cursos de 3º y 4º de ESO y Sexto de E.P, un total de unos 140 alumnos y alumnas aproximadamente. Durante la presentación les hablamos sobre Azada Verde, en concreto de los tres proyectos que apoyamos, además pudimos profundizar un poco, sobre el concepto de Soberanía Alimentaria a través: de una dinámica grupal y un vídeo educativo sobre la história de dos tomates. La verdad que este tipo de espacios, son un lugar fantástico para tocar temáticas o materias, que muchas veces el día a día del programa escolar, no lo permite. Pero ejercicio no termina aquí, porque una vez realizadas las presentaciones, el alumnado, debe estudiar y conocer a fondo las organizaciones que han pasado por el «Col·legi Badalonès», para después, ser ellos, los que repitan las presentaciones al resto de los alumnos de la escuela. Finalmente, todos los estudiantes elegirán a su candidato favorito, así que vamos a cruzar los dedos;)

Desde el mes de octubre hasta abril, los alumnos elaborarán, en las horas de recreo y de forma voluntaria, unas rositas (hechas con un alfiler y plastilina) que venderán después durante el día de Sant Jordi ( 23 de abril) en Cataluña, festividad tradicionalmente conocida por el día del libro y la rosa. Toda la recaudación conseguida se entregará al proyecto más votado.

Zadoke y Rubén, Rubén y Zadoke. Dos de los técnicos de mantenimiento de nuestras Bici-Bombas para el Desarrollo. Uno de Chimoio, Mozambique; el otro voluntario desde Barcelona. Pero los dos pieza clave en el funcionamiento de unas soluciones ecológicas que proveerán a las familias de Mangunde de alimentación, salud ¡e incluso ingresos!

Zadoke tiene 31 años y, junto con Sete, es vuestro técnico local en la zona encargado de instalar y mantener las Bici-Bombas. Empezó en Beira como ayudante de mecánico de vehículos para la Asociación ESMABAMA, nuestro socio local en Mozambique, y por las tardes también se encarga de transportar a personas enfermas de las localidades cercanas desde ‘o Cruzamento’ hasta la Misión de Mangunde (unos 25 kms), ya que no existe transporte público para hacer ese trayecto y ese es el único hospital cercano.

Rubén por su parte, estudiante de mecánica de 39 años, quedó fascinado cuando oyó hablar por primera vez de Azada Verde, y más en especial de nuestro proyecto de ‘Bici-Bombas para el Desarrollo’.

Su impulso primero fue claro. Contactó con nosotros y nos dijo literalmente y de forma desinteresada: «¡quiero ir a Mozambique a ayudaros con vuestras Bici-Bombas!«.

Bici-Bombas: qué son

Pero vamos a centrarnos: ¿Qué es exactamente una Bici-Bomba? Os preguntaréis muchos. Es una ‘eco-técnica’ que permite bombear agua, desde un río por ejemplo, hasta unos 25 metros de distancia.

Esto permite un acceso constante al agua mediante el pedaleo y la fuerza de las propias piernas de una persona para poder regar los cultivos todo el año y así facilitar la cosecha y obtención de mucho más alimento.

Así funcionan las Bici-Bombas de Azada Verde.

Nuestro objetivo: instalar una Bici-Bomba de agua a cada una de las familias, así, además de asegurarse la campaña de maíz, podrán producir otro tipo de cultivos (hortalizas) garantizándose una dieta variada, salud e inclusoingresos.

Bici-Bombas: 100% sostenibles

¿Pero qué es lo mejor de todo? Lo mejor de todo es que estas bicis tienen un coste bajo, se hacen a partir de materiales reciclados, no daña al medio ambiente ya que el uso de combustible es 0, y su impacto en el bienestar de las familias es altísimo.

Las Bici-Bombas de Azada Verde.
Una de las Bici-Bombas de Azada Verde.

La población de las zonas donde trabajamos necesita disponer de alimentos de una forma sostenida en el tiempo, dignamente, sin tener que recurrir permanentemente a ayuda externa.

La dependencia de la lluvia y la escasez de medios provoca año tras año en Mangunde y alrededores hambrunas, desnutrición, dietas poco variadas, problemas de salud y un estado de crónica pobreza.

Las familias que tienen parcelas cercanas al río tratan de plantar hortalizas durante la segunda mitad del año, pero sin mucho éxito, porque regarlas cubo a cubo es insostenible. Además, las muertes por ataques de cocodrilo en la ribera son frecuentes.

el X almoço de Natal
José Zacarias, responsable del proyecto Escolas de Paz, nos cuenta cómo fue ‘el mejor momento del año’

El pasado 25 de diciembre se celebró en la Misión de Mangunde el décimo «almoço do Natal» que benefició a 218 niñ@s huerfan@s y a un total de 287 personas. La celebración de este especial almuerzo de Navidad fue posible gracias al equipo de voluntarios de Escolas de Paz, al personal de ESMABAMA y a todas las personas que nos apoyan a través de Azada Verde.

Esta comida solidaria es una iniciativa que tradicionalmente organizamos desde Azada Verde todos los años durante el día de Navidad para miembros y amigos de Escolas da Paz.

El primero que se realizó fue en el año 2009, en el que participaron personas desfavorecidas, en su mayoría niños y niñas huérfanas pero también se sumaron ancianos, reclusos y personas en situación de precariedad de la zona que no tenían la posibilidad durante ese día de celebrar el día de Navidad.

Almoço de Natal, fiesta solidaria en Mangunde

Aunque parezca una cosa sencilla, el ‘almoço de Natal’ es un evento que requiere de varias semanas de preparativos: materiales necesarios, alimentos, regalos a repartir, preparar el presupuesto, buscar los apoyos necesarios, diseñar las invitaciones… ¡y preparar el gran concurso de baile! Con sus correspondientes ensayos con los niñ@s de Escola de Paz.

Participantes

Categoría Masculina Femenina Total
1 Niñ@s 106 112 218
2 Personas Enfermas 5 18 23
3 Ancianos 1 4 5
4 Invitados 6 8 14
5 Colaboradores 12 15 27
Total 130 157 287

Otra persona digna de destacar fue Ruben, voluntario que ha estado los últimos dos meses apoyando al proyecto de las Bici-Bombas, que ayudó a l@s cociner@s a preparar la comida y deleitar a los asistentes con una especialidad suya que apesar de las difíciles condiciones de la cocina, lo preparó a fuego de leña con un resultado maravilloso.

El evento, donde también estuvo el voluntario de nuestro proyecto ‘Bici-Bombas para el Desarrollo’, Rubén, tuvo lugar en uno de los comedores de la Misión de Mangunde, el cual se preparó y decoró para que el día 25 no faltara nada.

Un jurado era el encargado de premiar los bailes dentro de cada uno de los grupos, marcando de este modo el arranque del concurso de baile llamado “BHUKUTA” que en lengua local Ndau significa ‘polvo‘, disputado entre 6 conjuntos de las diferentes poblaciones.

Concursantes y resultados


POSICIÓN
NOMBRE DEL
GRUPO
REGALOS ENTREGADOS POR…
1er lugar Crianças da Missão de Mangunde Sr Pároco + Sr Calisto (líder comunitário de Jambe)
2º lugar Escola de Paz de Toronga Sr Régulo Mangunde + estagiária Ngriche
3er lugar Escola da Paz de Maguenhe Prof Noé + Sr Robísson (líder comunitário de Dendejane)
4º lugar Crianças de Dongonda Professor Naene (Presidente do Júri)
5º lugar Escola de Paz de Mangunde Sede Prof Euzebio e Ruben (visitante Espanhol)
6º lugar Escola de Paz de Daca Enfermeira Ana + Sr Francisco (Secretário do Bairro de Mangunde)

El profesor Francisco Naene que presidió el jurado del concurso de baile, formado también por los profesores Euzébio Zacarias e Noé Mapulango, quiso remarcar lo que es para los niñ@s este tipo de actividades.

A su finalización se entregó material escolar y mochilas para tod@s los niñ@s de cara al nuevo año lectivo que empieza ahora en febrero, así como balones para promover el deporte de manera saludable, amistosa y sin distinción de sexos.

Esta iniciativa social proporciona una oportunidad de evasión y disfrute en un día tan especial como el día de Navidad. Más de 200 niñ@s huérfanos que viven en situación de precariedad se juntan por única vez a lo largo del año. La alegría y el júbilo son impagables.

10 años de sonrisas. 10 años de reencuentros. De juntarte con tus amig@s a los que no ves hace un año. 10 años de de hacer un poquito mejor las vidas cientos de niñ@s.

Muestran efusivos sus cuadernos nuevos pero en realidad están así de contentos por otra razón: acaban de comer todos juntos en su anual ‘almoço de Natal‘. Los más de 150 niños y niñas de nuestras Escolas de Paz esperan ansiosos el evento del año, la única vez que se reúnen todos juntos.

¡Ya queda muy poquito! Apenas una semana. Y el nivel de excitación ya se palpa entre l@s chavales. El 25 de diciembre, los 160 niños y niñas de nuestras 5 Escolas de Paz se juntan en uno de los comedores de la escuela de la Misión de Mangunde para el esperadísimo y ya tradicional ‘almoço de Natal’.

Desde RevueDacaMaguenhe y Toronga, y hasta la Misión de Mangunde, todos juntos por única vez a lo largo del año, para vivir un momento mágico: compartir algo que es mucho más que una simple comida.

Escolas de Paz: cargando buenas energías

Algun@s, como los de Maguenhe por ejemplo, caminarán ese día más de 20 kilómetros para llegar a Mangunde, pero no les importa porque saben que volverán cargad@s de energía. Así son sus fiestas por estas fechas, y así las disfrutarán la semana que viene.


Sónia y sus amigos
 ya solo tienen una cosa en mente: ¡ponerse las botas la semana que viene en la comida! Arroz, pollo, verduras, manzanas, zumo… Pero es otra cosa la que les quita aún más el sueño: ¡ver y reunirse con sus amig@s de las otras comunidades!

Así y por esto surgió la idea de organizar y celebrar este ‘almoço de Natal‘, para crear comunidad y darles a l@s niñ@s al menos un día al año en el que poder reír, divertirse y ser felices jugando, cantando, bailando

Pero esto lo consigues TÚ con tu ayuda, es gracias a tod@s vosotr@s. Durante ya más de 10 años, más de 150 niñas y niños huérfanos y con muy pocos recursos son felices en este día. TÚ eres quien garantiza que se dibuje una sonrisa de oreja a oreja en las caras de todos ellos.

 

[maxbutton id=»14″ ]

Setemane Antonio Luis Tivanez, conocido por todos en Mangunde como Sete, es uno de vuestros técnicos de proyectos en terreno. A sus 24 años, es la persona encargada de seguir y controlar dos de los proyectos que Azada Verde apoya en Mozambique.

Sete fue uno de los primeros jóvenes que conocimos en Mangunde, solo tenía 19 años. Creo que pasó los primeros tres meses sin articular palabra.

Y eso que era el segundo de abordo en proyecto de cooperativas agrícolas que iniciamos en Mangunde, Mozambique. Poco a poco fue ganando confianza. Y hoy es nuestro principal técnico allí.

Nació, creció Mangunde. Estudió agricultura y ahora, por primera vez, un joven salido de la escuela rural puede trabajar de lo que estudió. Ojalá, en un futuro, él no sea el único.

Luego conoció lo que era una Bici-Bomba.  No tenía ni idea de qué era. Solo dijo sí cuando le llamamos hablándole de que volvíamos a Mangunde con un proyecto loco que les ayudaría a regar los campos…

Sete: sus inicios

Sete no tenía ni idea de lo que era una Bici-Bomba hasta que en mayo viajamos a Mangunde para iniciar nuestro proyecto.

Cuando le pasamos la máquina para cortar los hierros le entró una risa nerviosa: por un lado estaba con ganas… pero por otro se sentía como falto de confianza.

Y pasó lo que tenía que pasar…Le dimos el disco de corte y al colocar la máquina sobre el hierro y arrancarla… ¡Brruuuuummm! La máquina salió disparada hacia arriba.

Por suerte la anécdota solo quedó en un susto. Ahora Sete es más experto en manejar la herramienta.

El pasado mes de mayo estuvimos en Mozambique e iniciamos nuestro proyecto de Bici-Bombas para el Desarrollo.

A Sete, otros tres jóvenes como él, y Zadoke, el mecánico de la Misión de Mangunde, les enseñamos cómo hacer una para que después ellos fueran capaces de repetir el mismo modelo de forma autónoma.

Las Bici-Bombas para el Desarrollo son unas “eco-técnicas” que permiten que familias con pocos recursos dispongan de agua continuada gracias a la fuerza de sus propias piernas.

Bici-Bombas: agua para tod@s

Desde Azada Verde estamos instalando Bici-Bombas de agua a diferentes familias del distrito de Chibabava (Sofala), para que puedan regar sus campos y disponer de alimentos todo el año, y así luchar contra la ausencia de soberanía alimentaria que, por desgracia, sufren muchas zonas rurales del país.

No olvidemos que Sete también se encarga desde 2013 de la gestión del proyecto de las Cooperativas Agrícolas, visitando las asociaciones, apoyando el trabajo técnico de campo, coordinando la compra de semillas…

En otoño de 2016 el “Arca de Noe”, que se encarga de proteger las semillas de plantas comestibles ante una catástrofe global, sufría filtraciones severas de agua debido al cambio climático; y hace solo unos días el centro de estudios sobre inundaciones de Lousiana se inundaba por el mismo motivo. Dos metáforas que ilustran la manera en que nuestra civilización está encarando el colapso climático, la superación de los límites biofísicos o el declive energético. Frente a un inexorable cambio de ciclo histórico nos contentamos con confiar en que la ciencia y los avances tecnológicos nos sacarán del lío en el que estamos metidos, pero parece que nuestras barcas salvavidas hacen aguas…

[maxbutton id=»11″ url=»https://blogs.publico.es/otrasmiradas/15463/de-la-smart-city-a-las-transiciones-urbanas-una-agenda-ecosocial-para-los-municipalismos/» ]

 

En España no existen medidas regulatorias alineadas con las propias exigencias de la OMS para acabar con la epidemia de las enfermedades asociadas a la alimentación insana como si están haciendo otros países.

Esta semana las Organizaciones impulsoras de la iniciativa europea #StopGlyphosate han exigido a la Comisión Europea que existan mecanismos de mayor transparencia en la información de los estudios científicos sobre la alimentación para asegurar su independencia. Su independencia está ahora en entredicho después de los numerosos casos de conflicto de intereses e injerencia de los lobbys alimentarios y consideran del todo insuficiente la propuesta que ha realizado la propia Comisión Europea.

[maxbutton id=»11″ url=»https://www.nuevatribuna.es/articulo/salud/corrupcion-glyphosate-monsanto-alimentacion-salud/20180920104242155795.html» ]

19 septiembre 2018 – Capitalismo internacional y libre comercio, Derechos de las campesinas y campesinos, Soberanía alimentaria

¡Al campo con derechos! Comunicado de prensa – La Vía Campesina (Ginebra, 18 septiembre 2018)

La Vía Campesina y sus aliados CETIM, FIAN y otras organizaciones están en Ginebra para actuar, sellar acuerdos y persuadir a los estados miembros del Consejo de Derechos Humanos para que apoyen un instrumento legal internacional que garantice la protección efectiva de los derechos de lxs campesinxs y otros trabajadorxs rurales. Del 17 al 21 de septiembre, lxs delegadxs celebraran una serie de encuentros en Ginebra con representantes de los estados. Estas reuniones se producen en el marco de la 39ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos de las ONU.

El informe sobre el 5º informe del grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta (OEIWG), la revisión de la declaración y la resolución sobre los derechos de lxs campesinxs y otrxs trabajadorxs rurales será presentada por Bolivia esta semana el 19 de septiembre, en el seno del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Posteriormente, se enviará la Declaración a los estados miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para la adopción del texto final.

Según Elizabeth Mpofu, coordinadora de La Vía Campesina, es fundamental involucrar a los estados. «Tras 17 años de trabajo duro, esfuerzo colectivo y dedicación de lxs campesinxs, tenemos que asegurarnos de que este proceso llegue a buen puerto, sin más retrasos», declara Mpofu.

El texto final recoge aportaciones de todos los países participantes. La Vía Campesina agradece la transparencia y la inclusividad de un proceso que llega a término tras 6 años de negociaciones en el Consejo. Lxs delegadxs son, por tanto, optimistas y esperan un resultado favorable en la votación de la Declaración. Según Ramona Duminicioiu, una de las líderesas de La Vía Campesina en Europa, se espera «el voto favorable de todos los países europeos», ya que «Europa ha tenido un rol muy activo».

La 39ª Sesión coincide con un momento histórico en Suiza, ya que sus ciudadanos votarán el 23 de septiembre en un referéndum para incluir la soberanía alimentaria en la constitución. Uniterre, miembro de La Vía campesina en Suiza, lleva años luchando por esta causa. Esta organización acoge a la delegación por los derechos de lxs campesinxs durante la 39ª Sesión.

Zainal Arifin Fuat, campesino asiático y otro de los líderes de La Vía Campesina, declara que «la mejora de la protección de los derechos de lxs campesinxs y otrxs trabajadorxs rurales contribuirá en gran medida a conseguir la soberanía alimentaria y a construir una sociedad mejor, sustentada en la equidad e igualdad».

La Misión de Bolivia ha liderado este proceso junto a otros de países del core group y su trabajo siempre ha sido esencial para el éxito de las negociaciones.

¡Globalicemos nuestra lucha!