loader

Primera evaluación de daños y comienzan a llegar las ayudas a las misiones. marzo 28, 2019

Aquí os dejamos el último reporte desde terreno:

Hemos vuelto hoy de nuestro viaje a las misiones. Estos tres días fueron muy difíciles, tanto física como emocionalmente. En el primer día volamos sobre la misión de Barada con el helicóptero y encontramos una destrucción mayor aún de lo que esperábamos. Los niños y los adultos nos llamaban pero era tarde y el helicóptero tuvo que regresar al aeropuerto de beira para el combustible. Este reconocimiento sirvió para comunicar las necesidades de la misión a las naciones unidas y a la Protección Civil de Mozambique. Por desgracia, no tenían información sobre la misión y alrededor de 1.000 personas allí: estudiantes, profesores y enfermeras con sus familias y también las comunidades. Estaban completamente aislados y sin ningún alimento.

En la misión de Barada sólo quedan en pie el centro de salud y la escuela. 11 días después del ciclón los profesores y las enfermeras tratan de reparar los techos de sus hogares con hojas de metal y plásticos, después de haber pasado todo ese tiempo en un refugio sin electricidad y con poca comida: “mañana nos gustaría reabrir la escuela el lunes pero necesitamos suministros escolares y hojas de metal para los techos de las aulas”.

Luego fuimos a la misión de Estaquinha que sufrió menos daño. Los hogares, tanques de agua y parte de las escuelas de embarque todavía estaban muy afectadas. No pudimos llegar a nuestro proyecto agrícola (a unos 10 minutos de la misión) porque el camino era intransitable. Lo perdimos todo: casas, almacenes, 2 tractores, palas, 110 toneladas de maíz, la bomba eléctrica, el sitio de transformación de energía… una inversión de 200.000€.

Más tarde, aterrizamos en Mangunde. La misión tiene problemas en la panadería, en algunas casas de trabajadores y en algunas aulas. Todavía no tenemos cifras de la destrucción y el número de muertes.

Y por último en Machanga, que registró algunos daños en el almacén, en su punto de salud y en las casas.

Todos los empleados de ESMABAMA siguen con vida, sólo 8 resultaron heridos, pero todos perdieron sus hogares. 18 empleados que estaban en las misiones por trabajar siguen sin saber de sus familias y aún no han podido llegar a sus hogares.

Casos de diarrea acuosa ya han sido registrados en nuestros centros de salud, que en comparación con los números anteriores al ciclón Idai, observan un aumento del 41% . Los casos de malaria ya han alcanzado números alarmantes.

Estamos buscando maneras de mantener todo bajo control tanto como nos sea posible, y luchamos para ayudar a los que más han sufrido.

Puedes ayudarnos a ayudarles entrando en bit.ly/EmergenciaCiclonIdai

Azada_verde

0

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Asociación inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones: Sección: 1ª/ Número Nacional: 613437 - NIF: G87905634.
Calle Alameda nº 22 - 28014 - Madrid - España